La Emergencia es un cuadro de aparición brusca, que puede representar riesgo de vida y requiere atención médica inmediata.

¿Cuáles son las situaciones más frecuentes?

> Pérdida de conocimiento.
> Dificultad para respirar, acompañado de fiebre, antecedentes de asma bronquial o enfermedad cardíaca.
> Dolor opresivo en el pecho, con antecedentes de enfermedad cardíaca o presión arterial elevada.
> Hemorragias abundantes (digestivas, ginecológicas).
> Reacciones alérgicas que se presentan con hinchazón de los labios y/o dificultad para respirar.
> Convulsiones.


La Urgencia no representa riesgo de vida inminente y requiere atención médica medianamente rápida.


La Atención Médica Domiciliaria no implica urgencia y será llevada a cabo en el transcurso del día. Se reserva para aquellas situaciones en las que el paciente está imposibilitado de trasladarse a los centros de atención o no pueden comunicarse con su médico de cabecera.

En ningún caso se utilizarán estos servicios como sistema de consulta ambulatoria habitual o control periódico de una afección, Incurrir en esa modalidad le restaría eficiencia tanto al servicio de urgencias como al de control de salud por parte del médico de cabecera.

> Sugerencias

Lleve consigo su credencial, los números telefónicos de los servicios de urgencia o téngalos a la vista de todos los miembros del grupo familiar.

Es imprescindible contestar todas las preguntas del operador para la mejor categorización del cuadro, ajustándose a la situación real.

> Se abona un co-seguro de $150, por tratarse de atención domiciliaria <